Proyecto de teatro "Mi planta naranja lima" PDF Imprimir Correo

Con tres presentaciones los días 13, 14 y 15 de octubre en la cancha deportiva de Tres Soles concluyó, después de dos años de trabajo, nuestro proyecto de teatro educativo “Mi planta naranja lima”. El guión, los requisitos y todo el material empleado fueron elaborados como siempre por los niños y adolescentes de nuestro grupo de teatro “Ojo Morado”. La puesta en escena está basada en la novela juvenil del autor brasileño José Mauro de Vasconcelos. Para mí personalmente, esta novela es uno de los libros más tiernos y al mismo tiempo más duro de comprender en la literatura juvenil sudamericana. Trata de José, un niño prematuro y precoz, que nadie  en su familia le entiende. Busca la comprensión en un árbol de naranja lima con que habla y en la amistad de un hombre mayor (Manuel). Los niños y adolescentes de Tres Soles se identificaron con la historia, porque refleja muchas situaciones vividas en carne propia. Termina trágicamente, cuando – casi al mismo tiempo – Manuel en su coche es arrollado por un tren y su planta naranja lima es cortada a causa del ensanchamiento de la calle.
La escenificación está estructurada como un evento multimedia con videos filmados por nosotros mismos intercalada con actuación en vivo, canciones, una casita de madera removible sobre ruedas y con un auto dentro de la misma puesta en escena. El público está sentado sobre el piso en medio de la cancha deportiva, al rededor suyo se encuentran la “calle”, la casita, el huerto, el kiosco, donde Manuel toma diariamente su café y la pantalla para la proyección de los videos.
Con los roles de José y de su hermanito menor era un tanto difícil, pues debían ser interpretados por los miembros más pequeños del grupo. No estábamos seguros si Juvenal, de ocho años y Fabricio, de cuatro años, iban poder responder al reto, pero lo hicieron de una forma magistral – no se puede expresar de otra forma. Más me gustaban cuando literalmente “jugaban”. Fabricio es el hijo de nuestra instructora de panadería. En lo que a Juvenal se refiere,  sabía al final toda la obra de memoria, no sólo su rol sino soplaba a sus compañeros mayores cuando ellos se perdían.
En los últimos meses de los ensayos nos acompañó en el rol de la madre Melita del Carpio, actriz profesional y docente de literatura en la universidad de Cochabamba. Su esposo Ramiro Avilés interpretó el rol de Manuel (también puso a nuestra disposición su coche). Nuestro profesor de música Ronald Domínguez fue responsable del acompañamiento musical.
El público consistía principalmente por los compañeros de escuela de nuestros chicos y chicas, miembros de la Parroquia y amigos o familiares de los actores externos. Agradecemos a todos los participantes por su esfuerzo y por la digna conclusión del proyecto.

Stefan Gurtner, octubre 2015

 


Cookies

Para poder diseñar nuestro sitio web de manera óptima para usted, utilizamos cookies. Al continuar utilizando el sitio web, acepta el uso de cookies.