Novedades
el nuevo libro PDF Imprimir Correo

A quien ha leído el primer libro, no le debo contar mucho respecto al segundo.  Además todo lo más importante está resumido en el volante adjunto. En todo caso, el libro presenta alternativamente de forma interesante la teoría y la práctica. Stefan complementa la última con descripciones de experiencia vivenciales de muchos de los niños, niñas y jóvenes. Es de conocimiento general, que el humor de Stefan es cálido. Quien lee entre líneas, se dará cuenta que él de vez en cuando permite una vista hacia las profundidades propias de su alma – también hacia los abismos humanos que dejan vislumbrar cosas que están más allá de lo imaginable. El libro no sólo es como una novela llena de suspenso, sino será de provecho para educadores y pedagogos compartiendo  sus ideas para lograr una educación más creativa.

 
25 aniversario de ayuda a Tres Soles en Mannheim PDF Imprimir Correo

El 9 de noviembre la Parroquia St. Konrad y el „Círculo para un Mundo“ en Mannheim-Rheinau (Alemania) festejó el 25 aniversario de Tres Soles con una velada boliviana. Un pequeño grupo de mujeres comprometidas cocinó para 140 invitados un menu boliviano consistente en sopa, segundo y postre que fue servido agilmente por otro grupo de generosos ayudantes.
Muchas manos colaboradoras antes ya habían preparado las mesas y decorado la sala parroquial imprimiendole un ambiente boliviano que fue subrayado por las artesanías  hechas en Tres Soles. El programa artístico fue amenizado por los hermanos Anna y Manuel Rompel, ambos oriundos de Bolivia. Manuel y su amigo Alexander entusiasmaron el público con música y canciones tipicas y Anna con su grupo de baile con sus trajes magníficos. Sin embargo, el punto central fueron las ponencias y una presentación de fotos que demostraba de una forma impresionante el compromiso extraordinario de la Parroquia St. Konrad y del „Círculo para un mundo“. Sin su apoyo Tres Soles no existiría, expresó Stefan Gurtner su agradecimiento desde la lejanía. Año tras año muchas personas de este círculo ayudaron con mucho esfuerzo y creatividad para conseguir los medios de subsistencia de este proyecto.
El presidente del consejo parroquial al finalizar el evento honró a Magda Keller, presidente del „Circulo para un mundo“ – que en todos estos años fue y es su motor principal y que muchos conocen como „señora Tres Soles“  -, con un ramo de flores y también a su esposo Karl-Heinz con una botella de vino como agradecimiento. La reacción del público fue un largo y bien merecido aplauso.
Invitados y organizadores estaban de acuerdo en que fue un acto festivo bien logrado y conmovedor, llevando a la recolección de nuevas donaciones, como por ejemplo, de la artista Brigitte Müller-Streim que destinó una parte de la venta de sus cuadros a Tres Soles.
Sabine Jorkowski

 
Encuentro de ex becarios PDF Imprimir Correo

Durante el 17 y 18 de octubre se realizó en Tres Soles el esperado encuentro de ex becarios de la comunidad que se organiza cada tres años. El encuentro se inauguró el sábado en la tarde con una sencilla cena y un “velada cultural” donde se presentaron bailes y canciones. Para el domingo en la mañana estaba planificado un debate. En total participaron 14 varones y 4mujeres más o menos jóvenes que alguna vez vivieron en la comunidad. Entre ellos estaban Lucio, Braulio y Joaquín que muchos de los visitantes de la página web ya conocen (vea “Historias extraordinarias”), pero también muchos otros que contaron sobre sus experiencias y la vida que llevan. Para los actuales habitantes de la comunidad es muy importante saber qué se puede lograr y que errores hay que evitar. Sin embargo, lo que a mí personalmente  más me emocionó no eran las “historias extraordinarias”, sino ver a los ex solesianos con sus compañeros/as y sus pequeños hijos que estaban correteando y riendo. Por ejemplo Benjamín, que hoy en día es chofer y que tiene dos niños de dos y cuatro años, o Edgar, pintor, que tiene dos hijos propios y reconoció además al hijo de su compañera. Gladys, de profesión peluquera, con sus 39 años y desde 8 meses ya es abuela. Para nosotros, al final, no es tan importante si hayan hecho una formación profesional o no y que travesuras hayan cometido en su juventud. “Yo no aproveché la oportunidad que tenía en Tres Soles”, admite uno con francesa en el debate, y otro ríe pícaramente: “¡Oh, qué mal me porté en esos entonces!”
Importante es verdaderamente como hoy en día asumen su responsabilidad paterna y que no traten a sus hijos como ellos habían sido tratados por sus padres. Se comenta la situación de uno de los compañeros que maltrata regularmente a su esposa y a sus hijas. “¿Cómo se puede maltratar a la persona que más se quiere?”, alguien pregunta. Hay que saber que lamentablemente en Bolivia de diez niños ocho son maltratados físicamente, según estadísticas.
El domingo el encuentro concluyó con un sabroso almuerzo y un programa deportivo en la tarde. El día siguiente, Joaquín puso, juntamente con una foto del grupo, la siguiente frase en Facebook: “Si la vida no tuviera tropiezos, jamás hubiera conocido esta familia.... Aquí crecí, esta es mi casa, aquí dejé huellas, recuerdo no ser ese hijo perfecto que todo padre quiere, pero con todas mis travesuras me aceptaron tal y como soy y gracias, es poco comparado a lo que ellos me dieron..... Hay tanto que contar, pero no creo poder decirlo todo, solo las imágenes nuestras que logré.” Dedicó estas frases a su lindo Santiaguito, su hijo.
Stefan Gurtner, octubre de 2014

 
25 años de Tres Soles PDF Imprimir Correo

Las pequeñas buenas acciones son los más grandes actos de la humanidad (Man Césped, poeta boliviano)

Gastar la vida no se hace con gestos ampulosos y falsa teatralidad. La vida se da sencillamente, sin publicidad, como el agua de la vertiente, como la madre da el pecho al niño, como el sudor humilde del sembrador (Luis Espinal, sacerdote católico, asesinado por la dictadura militar)

El 1 de febrero 2014 hemos festejado  el 25 aniversario de la fundación de Tres Soles. En la mañana del mismo día pregunté a Beatriz - que era miembro del comité organizador y que pasó en este momento apresuradamente con un ramo de flores -, cómo le había ido con los trabajos de preparación. “¡Ay, si supieras, un verdadero desastre! ¡Todos son unos ineptos, nada ha funcionado!” respondió Beatriz. Como tiene 18 años y es la mayor de la comunidad, tuvo que asumir más responsabilidad que los demás. “Nadie cumple lo que promete, ya no se puede soportar!”“Recién hace un corto tiempo has empezado a asumir cierta responsabilidad. Ahora sabes lo que significa soportar desde hace 25 años”, respondí y le di una amigable palmada sobre el hombro. Lamentablemente no tuvimos suficiente tiempo como para profundizar el tema, porque en este momento llegó el Padre jesuita Enrique Zabala, amigo nuestro, para celebrar una pequeña misa de agradecimiento. Todos los niños, adolescentes y educadores estaban reunidos en un semi círculo alrededor de una mesa adornada con flores. Detrás estaba colgado un telón negro con las letras: “25 aniversario de Tres Soles.” El padre leyó de la carta a los Corintios del Apóstol Pablo:

Tener amor es saber soportar;
es ser bondadoso,
es no tener envidia,
ni ser presumido, ni orgulloso,
ni grosero, ni egoísta;
es no enojarse
ni guardar rencor;
Es no alegrarse de las injusticias,
sino de la verdad.
tener amor es sufrirlo todo,
creerlo todo,
esperarlo todo,
soportarlo todo.

Le guiñé alegremente a Beatriz, esta me hizo una mueca desconcertada. Juro que no había hablado antes con el Padre respecto al texto que iba leer. Después de la misa habían algunos juegos y un torneo de fulbito, después un sabroso almuerzo en el patio como siempre celebramos en el aniversario de Tres Soles. Subí al segundo piso para llamar a mi amada esposa Guisela que estaba en el taller de costura. A lado de la puerta vi escrito en un nuevo mural, exactamente el mismo texto de la biblia. El día anterior había visto a Guisela y algunos jóvenes pintar el mural, pero no lo había visto terminado. “¿Tú sabías que el Padre iba a leer ese texto?” pregunté, pues no podía creerlo. Guisela movió sólo la cabeza en señal de negativa y sonrió.


Stefan Gurtner, febrero de 2014

 
Las coloridas murallas de Tres Soles PDF Imprimir Correo

En el transcurso de los últimos años tuvimos que construir una muralla alrededor de nuestro terreno, no porque tenemos miedo que se escapen los niños y niñas, sino porque la zona poco a poco se está urbanizando, quiere decir, la delincuencia y otros fenómenos como el alcoholismo y las pandillas juveniles se han incrementado fuertemente. Había el caso que de repente aparecía un borracho en nuestro patio o una vez hasta hubo una pelea entre dos pandillas juveniles enemistadas a tal grado que tuvimos que llamar a la policía ante los ojos aterrados de los solesianos.

Las murallas recibieron un revoque y después fueron decoradas poco a poco en los últimos años durante las vacaciones. Las voluntarias desde 2011 han pintado con entusiasmo conjuntamente con los niños. Esta acción fue realizada gracias a la ayuda de sus familiares en Alemania. Como pueden ver en las fotos, se crearon verdaderas pequeñas obras de arte. A parte que la pintura se ve más acogedora y bonita también tiene un efecto tranquilizante y terapéutico en los niños, niñas y adolescentes, lo mismo que otras actividades artísticas como música, teatro y danza. Aunque en Tres a falta de terapeutas formados no realizamos terapias en el sentido propio de la palabra, la pintura es parte importante de nuestro concepto educativo, como también se aprecia en nuestro taller de tarjetas. Nosotros estamos convencidos que la estética exterior tiene influencia en la estética interior, es decir, conlleva a la formación de personas mejores. En todo caso, la pintura tiene un efecto curativo, además de fomentar la autoestima, la motricidad fina y la diferenciación de formas y tamaños.

Stefan Gurtner, febrero de 2013
 
Más artículos...
«InicioAnterior1234567SiguienteFin»

Página 6 de 7


Cookies

Para poder diseñar nuestro sitio web de manera óptima para usted, utilizamos cookies. Al continuar utilizando el sitio web, acepta el uso de cookies.