El taller de tarjetas Imprimir

El taller de tarjetas fue uno de los primeros talleres artísticos y manuales en Tres Soles. Desde los primeros meses de 1989 se pintaban tarjetas una a una, es decir muestras originales. Existen en Bolivia muchos motivos que provienen del folclor y de leyendas nativas. Seguro que mucha gente, amigos, conocidos y parientes obtenían estas tarjetas a cambio de una pequeña donación por un cierto grado de compasión, pero con el tiempo se convirtieron en artículos muy codiciados. Los jóvenes disponen de un talento innato y de una paciencia muy particular para el creación de este tipo de trabajos.

En todo caso, es de conocimiento general que la práctica del arte en todos sus géneros, sea pintura, música o teatro, desarrolla el pensamiento crítico y aporta al descubrimiento y fortalecimiento de talentos. Existen otros contenidos y beneficios que hacen recomendables el arte como medio educativo, como por ejemplo, el estimulo de la armonía, de la tolerancia, de la concentración o de la identidad cultural. No debemos olvidar que el arte también es altamente terapéutico. Las personas que crean arte y/o asisten a eventos de arte, en un lado proyectan sus inquietudes y sus mismos problemas al expresarse y en el otro lado se identifican con el resultado de la obra artística, lo que de algún modo los libera emocionalmente.